La retención de ISLR a las sociedades de personas




La retención del Impuesto sobre la Renta (ISLR) está regulada por el Decreto 1.808 del año 1997 que dicta el Reglamento Parcial de la ley de ISLR en dicha materia.

En este instrumento normativo se establecen los porcentajes de retención de ISLR que aplican a los diferentes sujetos, sean estos personas naturales residentes o no residentes, así como personas jurídicas domiciliadas o no domiciliadas, según sea el caso.

Establece el Parágrafo Cuarto del artículo 9 del Decreto que las sociedades de personas domiciliadas en el país estarán sujetas a los mismos porcentajes de retención aplicables a las personas naturales. Esto implica que a efectos de la retención del ISLR tales sociedades tendrán el mismo tratamiento que aplica a las personas naturales individualmente consideradas. 

En este sentido, tanto a las personas naturales, como también a las sociedades de personas, les aplican los mismos porcentajes y procedimientos de retención. incluido el sustraendo previsto en el Parágrafo Segundo del artículo 9 del Decreto de retención de ISLR. 


El monto del sustraendo se determina de forma variable en función del porcentaje de retención y valor de la Unidad Tributaria, multiplicando el valor vigente de dicha unidad por el porcentaje de retención que dicta el Decreto, y luego multiplicar el resultado por el factor 83,3334. De allí que cada vez que se modifique el valor de la Unidad Tributaria, este importe cambiará. 

Este especial procedimiento que da tratamiento similar tanto a la persona natural como a las comunidades que estas conforman, tiene sentido en razón de que estas gravan en cabeza de los socios que las integran, quienes siempre serán personas naturales. De forma tal que siendo la retención de ISLR un pago a cuenta de la obligación tributaria definitiva del sujeto retenido, el reglamento hace abstracción de ello para que la retención de la sociedad no sea mayor a la que aplicaría a las personas físicas o naturales.  

El procedimiento no es perfecto, es solo una aproximación al fin esperado, por cuanto no considera el número de personas que conforman a la comunidad, y por ello el sustraendo no estará en función de dicho número. La eficiencia enfocada en el agente de retención, ante las limitaciones que este tendría para conocer de forma cierta la cantidad de personas que integran las comunidades sujetas a retención de ISLR, justifica plenamente la aproximación.

Es recomendable que las sociedades de personas que presten servicios a los agentes de retención del ISLR, informen en sus facturas emitidas al cliente, que su forma asociativa les hace acreedor de un porcentaje de retención menor al que corresponde a las demás personas no físicas; y que además son acreedoras del beneficio del sustraendo previsto en el Decreto que aplica a ellas y a las personas naturales. Así se facilita al agente considerar el procedimiento correcto para aplicar la detracción del importe tributario prevista en la norma.

En todo caso, si el agente de retención realiza una retención mayor a la debida, el importe así retenido es igualmente un crédito a favor de sujeto objeto de la retención. Este exceso constituiría de todas formas un pago a cuenta de la obligación definitiva, o bien puede ser objeto de la recuperación establecida en el Código Orgánico Tributario.






Comentarios

  1. Tener un control de stock sistematizado presenta grandes ventajas que deben aprovecharse a la hora de establecer prioridades. Cuando una tienda comercial cuenta con un orden adecuado, los tiempos de trabajo se aprovechan mucho mejor y se obtienen mejores resultados.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Puedes compartir tus comentarios sobre la entrada que leíste aquí.

Pero recuerda que no damos respuestas a consultas por este medio. Pero si requieres de la atención especializada de un consultor tributario puedes contactarnos y solicitar una cotización de servicios por el correo electrónico mrls.asesores@gmail.com

Condiciones uso y responsabilidad

Los criterios expresados en este Blog por los diferentes autores o colaboradores, no representan una recomendación específica o asesoría, sino un criterio profesional de estos que se comparte en el espacio.

Se recomienda no aplicar dichos criterios o posiciones relativas a interpretación o aplicación de las normas, a menos que se pueda contar con la opinión y asesoría sustentada de un especialista en la materia.

La información contenida en el blog Gerencia & Tributos es de naturaleza general, no constituye asesoría, y en especial no tiene el propósito de atender circunstancias específicas de ningún individuo o entidad. Así mismo, no podemos garantizar que la información compartida es correcta y oportuna, así como tampoco puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. En virtud de ello, nadie debe tomar medidas basado en dicha información sin la debida asesoría y/o asistencia profesional basada en el estudio detallado de la situación en específico.

Entradas populares