La excepcional determinación sobre base presunta, ahora de moda

Hay muchas evidencias ya de que en municipios como el de Caroní se ha impuesto la moda de la determinación sobre base presunta en materia del Impuesto municipal sobre Actividades Económicas. Esto ha generado una serie de situaciones que han desdibujado el sentido y objeto de este excepcional procedimiento. Es un tema de gerencia tributaria, de legalidad y de racionalidad. Esta situación anormal exige el análisis y franca reflexión tanto de la Administración Tributaria municipal como de los contribuyentes, así como de los gremios empresariales y profesionales ligados al ámbito tributario, para propender a un sistema tributario municipal inspirado en los preceptos contenidos en el artículo 316 Constitucional. 

La determinación de la obligación tributaria está destinada a cuantificar el importe que el contribuyente (sujeto pasivo) debe satisfacer por disposición de la ley, en favor del sujeto activo de la obligación tributaria. Dicha determinación corresponde de forma ordinaria a la que el Código Orgánico Tributario (COT) denomina “sobre base cierta”, entendida aquella que se realiza con apoyo en todos los elementos que permitan conocer en forma directa los hechos imponibles. La otra forma de determinación es la que se hace "sobre base presunta", excepcionalmente en mérito de los elementos, hechos y circunstancias que por su vinculación o conexión con el hecho imponible permitan determinar la existencia y cuantía de la obligación tributaria.  



Tal y como lo prevé el artículo 142 del COT, la Administración Tributaria podrá determinar los tributos sobre base presuntiva, cuando los contribuyentes o responsables (1) Se opongan u obstaculicen el acceso a los locales, oficinas o lugares donde deban iniciarse o desarrollarse las facultades de fiscalización, de manera que imposibiliten el conocimiento cierto de las operaciones. (2) Lleven dos o más sistemas de contabilidad con distinto contenido, (3) No presenten los libros y registros de la contabilidad, la documentación comprobatoria, o no proporcionen las informaciones relativas a las operaciones registradas, (4) Ocurra una omisión del registro de operaciones y alteración de ingresos, costos y deducciones, un registro de compras, gastos o servicios que no cuenten con los soportes respectivos, la omisión o alteración en los registros de existencias que deban figurar en los inventarios, o registren dichas existencias a precios distintos de los de costo, no cumpla el contribuyente con las obligaciones sobre valoración de inventarios o no establezcan mecanismos de control de los mismos, o (5) Se adviertan otras irregularidades que imposibiliten el conocimiento cierto de las operaciones, las cuales deberán justificarse razonadamente.

La determinación sobre base presunta es en mayor grado compleja con respecto a la determinación sobre base cierta, toda vez que primero debe justificarse su instrumentación al verse impedida la Administración de cuantificar de forma ordinaria y objetiva la cuantía del tributo adeudado por el contribuyente, para luego aplicar un procedimiento que logre una aproximación a la determinación de la obligación tributaria con suficiente técnica y legalidad. Es un procedimiento más difícil, porque no basta constatar los importes que dan sustento preciso a la base imponible, sino que exige un mayor esfuerzo y motivación del procedimiento aplicado para determinar la presunción que la supla.
Hay que tener extremo celo en los casos de una determinación presuntiva de la obligación tributaria, este procedimiento no es ordinario, es realmente excepcional y así debe ser entendido por una Administración Tributaria responsable y técnica. No se trata de inventar reparos a los contribuyentes ante la menor diferencia en alguno de sus registros contables, ya que no por presuntivo, el procedimiento debe ser arbitrario, ni la excusa para omitir la debida motivación del reparo que se pretenda imponer.

Camilo London
GERENCIA Y TRIBUTOS
@eltributario









Comentarios

  1. Indudablemente tiene mas peso el tema político ideológico que sostener una autentica y sana relación tributaria. Como muy bien lo senala Camilo, no se debe sustituir el Procedimiento Ordinario por el Excepcional porque son de naturalezas y situaciones diferentes. La alteración o subversión del Derecho en este caso por parte del Estado, pudiera producir consecuencias jurídicas extra contractus por actuaciones del funcionario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

IMPORTANTE:

Puedes compartir tus comentarios sobre la entrada que leíste aquí.

Pero recuerda, NO DAMOS ASESORÍA O RESPUESTA A CONSULTAS POR ESTA VÍA. Pero si requieres de la atención especializada de un consultor tributario puedes contactarnos y solicitar una cotización de servicios por el correo electrónico mrls.asesores@gmail.com

Calendario SENIAT contribuyentes Especiales 2018

Tipos de contribuyentes y de no contribuyentes

Mercado Fiscal

Mercado Fiscal
Una opción para el ahorro en pago de impuestos

¿Qué Ley es la vigente para determinar el tributo?

¿Debo emitir factura por la venta de un activo fijo?

Relevancias sobre la fiscalización de tributos

Mitos y leyendas sobre la CARTELERA FISCAL

Mitos y leyendas sobre la CARTELERA FISCAL
El turno de la copia de declaración del IVA

Asesoría Tributaria Especializada

Condiciones uso y responsabilidad

Los criterios expresados en este Blog por los diferentes autores o colaboradores, no representan una recomendación específica o asesoría, sino un criterio profesional de estos que se comparte en el espacio. normal;">
Se recomienda no aplicar dichos criterios o posiciones relativas a interpretación o aplicación de las normas, a menos que se pueda contar con la opinión y asesoría sustentada de un especialista en la materia.

La información contenida en el blog Gerencia y Tributos es de naturaleza general, no constituye asesoría, y en especial no tiene el propósito de atender circunstancias específicas de ningún individuo o entidad. Así mismo, no podemos garantizar que la información compartida es correcta y oportuna, así como tampoco puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. En virtud de ello, nadie debe tomar medidas basado en dicha información sin la debida asesoría y/o asistencia profesional basada en el estudio detallado de la situación en específico.