¿Qué es una intimación de derechos pendientes?




Señala el artículo 221 del Código Orgánico Tributario (COT 2014) que al día siguiente del vencimiento del plazo legal o judicial para el cumplimiento voluntario, de la obligación tributaria material, se intimará al deudor a pagar las cantidades debidas y el recargo que corresponda por disposición del COT, dentro de los 5 días continuos siguientes contados desde su notificación. 

La intimación de pago solo podría versar sobre obligaciones líquidas y exigibles. Para ello deben estar determinadas previamente en acto definitivo, y no estar sujetas a medida de suspensión de los efectos del acto administrativo de determinación. En decir, deben ser obligaciones que ciertamente constituyan deudas exigibles del contribuyente a favor del sujeto activo. 

Dicha intimación deberá contener al menos la siguiente información detallada en el artículo 222 del referido Código: (1) Identificación del deudor, (2) Monto de los tributos, multas e intereses, e identificación de los actos que los contienen, (3) Advertencia de la iniciación del juicio ejecutivo correspondiente, si el contribuyente deudor no satisfaciere la cancelación total objeto de la intimación, en un plazo de cinco días hábiles contados a partir de su notificación y (4) Firma autógrafa, firma electrónica u otro medio de autenticación del funcionario autorizado.

La intimación prevista en el COT es un procedimiento de trámite a través del cual la Administración Tributaria exige el pago al contribuyente de los derechos o créditos a favor del Tesoro, que han sido previamente determinados y los cuales en razón de su firmeza son por tanto exigibles.

Es necesario destacar que el COT estipula de forma expresa en su artículo 224 que: “La intimación que se efectúe conforme a lo establecido en esta sección, no estará sujeta a impugnación por los medios establecidos en este Código”. Esta limitación sin embargo, sólo aplicará cuando la intimación no sea el medio a partir del cual la Administración Tributaria determine de forma ilegal inéditas obligaciones, valiéndose del procedimiento para exigir el pago de supuestas deudas que no hayan sido previamente determinadas y notificadas al contribuyente atendiendo al procedimiento legalmente establecido. 

Si al recibir la notificación de una intimación el contribuyente o su representante observa que contiene obligaciones que no han sido previamente determinadas y notificadas mediante Resoluciones derivadas de los procedimientos de verificación o de fiscalización según sea el caso, o bien dichas obligaciones se encuentran suspendidas por la interposición del recurso jerárquico (bajo vigencia del COT 2001), debe dicho contribuyente actuar con la debida celeridad y consultar con su asesor en materia tributaria para ejercer oportunamente las acciones contra dicho acto. 

Camilo London 
Asesor Tributario






Comentarios

  1. EXCELENTE MAESTRO DIO LE SIGA BENDICIENDO Y SIGA EXPARCIENDO SUS CONOCIMIENTOS... FELICIDADES.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Puedes compartir tus comentarios sobre la entrada que leíste aquí.

Pero recuerda que no damos respuestas a consultas por este medio. Pero si requieres de la atención especializada de un consultor tributario puedes contactarnos y solicitar una cotización de servicios por el correo electrónico mrls.asesores@gmail.com

Condiciones uso y responsabilidad

Los criterios expresados en este Blog por los diferentes autores o colaboradores, no representan una recomendación específica o asesoría, sino un criterio profesional de estos que se comparte en el espacio.

Se recomienda no aplicar dichos criterios o posiciones relativas a interpretación o aplicación de las normas, a menos que se pueda contar con la opinión y asesoría sustentada de un especialista en la materia.

La información contenida en el blog Gerencia & Tributos es de naturaleza general, no constituye asesoría, y en especial no tiene el propósito de atender circunstancias específicas de ningún individuo o entidad. Así mismo, no podemos garantizar que la información compartida es correcta y oportuna, así como tampoco puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. En virtud de ello, nadie debe tomar medidas basado en dicha información sin la debida asesoría y/o asistencia profesional basada en el estudio detallado de la situación en específico.

Entradas populares