2 de junio de 2015

Medios de facturación establecidos por el SENIAT


Entre los muchos recaudos que debe tener un emprendedor que inicia su actividad empresarial de manera formal, quizás el más relevante tenga que ver con la forma a través de la cual dejará constancia de sus operaciones, sean estas por ventas de bienes o por prestaciones de servicios. Ello será a través de las “facturas”, término que la normativa tributaria en Venezuela atribuye a un medio para dejar constancia obligatoria de la realización de una actividad comercial, empresarial o profesional conforme sea el caso. Tanto la Ley de Impuesto sobre la Renta como la Ley de Impuesto al Valor Agregado, por citar solo las dos más relevantes en el ámbito nacional, exigen que se emita factura en la oportunidad de realizar ventas o prestaciones de servicios, previendo además el momento en que ello debe ocurrir. Además de las facturas, tienen regulación por la normativa tributaria la emisión de notas de crédito, notas de débito y las guías de despacho u órdenes de entrega. Curiosamente, la Administración Tributaria no incluyó a los recibos de pago dentro de los documentos regulados a efectos impositivos.

La norma vigente en materia de regulación de facturas y otros documentos fiscales es la Providencia Administrativa Nro. 0071 dictada por el SENIAT, publicada en la Gaceta Oficial Nro. 39.795 del 08 de noviembre de 2011. En esta se establecen tres medios de emisión de facturas: 

(1) Formatos elaborados por imprentas autorizadas por el SENIAT
(2) Formas libres elaboradas por imprentas autorizadas por el SENIAT
(3) Máquinas Fiscales. 

Los sujetos pasivos que no estén obligados al uso de máquinas fiscales, podrán utilizar simultáneamente más de un medio de emisión de facturas y otros documentos, siendo de su libre escogencia el medio con el cual las emitirán.

Ahora bien, hay sujetos en particular a los cuales el artículo 8 de la Providencia Administrativa del SENIAT les obliga  a usar exclusivamente Máquinas Fiscales, estos tienen vedado usar las FORMAS LIBRES, y solo pueden emplear los FORMATOS cuando: (1) la máquina fiscal tenga limitaciones de funcionamiento, (2) no sea capaz de imprimir el nombre o razón social y el número de Registro Único de Información Fiscal (RIF) del adquirente o receptor de los bienes o servicios, cuando las operaciones se realicen entre contribuyentes ordinarios del impuesto al valor agregado o cuando las operaciones se realicen por sujetos que no califiquen como contribuyentes ordinarios del impuesto al valor agregado y se requiera el documento como prueba del desembolso, conforme a lo previsto en la Ley de Impuesto sobre la Renta, (3) La Máquina Fiscal no pueda emitir notas de débito y notas de crédito, (4) El usuario realice operaciones por cuenta de terceros, (5) El usuario realice operaciones de exportación, (6) El usuario realice operaciones de ventas fuera del establecimiento a través de ruteros, vendedores a domicilio, representantes y otros similares a los aquí señalados y (7) El usuario realice operaciones en donde deba emitir más de una copia de la factura, por exigencia de normas legales o reglamentarias, así como por solicitud de los órganos y entes públicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte un comentario sobre la entrada que leíste.

Recuerda que no damos asesoría mediante el Blog. Pero si requieres de la atención especializada de un consultor puedes contactarnos y solicitar una cotización por el correo electrónico asesoria.mrls@gmail.com