30 de enero de 2012

Posición de los industriales de Caroní respecto a la reforma tributaria del ISAE


El siguiente es el resumen de la posición de los representantes del gremio industrial de Caroní respecto al aumento de los aforos del ISAE que se estableció en la reforma de la normativa municipal el 19/12/2011 expresada en rueda de prensa del 27/01/2012.



En consideración del planteamiento formulado por el Alcalde de Caroní en el encuentro que sostuvo con algunos empresarios del municipio el pasado miércoles 25 de enero donde dijo estar dispuesto a revisar la ordenanza de impuesto sobre actividades económicas reformada en diciembre pasado y a la integración de mesas de trabajo con el sector empresarial, los representantes del sector industrial del municipio Caroní agrupados en la Cámara de Industriales y Mineros de Guayana presidida por Fernando Goyenechea, de la Asociación de Industriales Metalúrgicos y de Minería de Venezuela, Capítulo Regional Guayana (AIMM – GUAYANA) presidida por Víctor García y de ASOPEMIA – FEDEINDUSTRIA presidida por Manuel Márquez se reunieron con periodistas de los diarios de circulación regional.

Señalan los representantes del sector industrial que a pesar de no haber sido convocados a la reunión que realizó el Alcalde del municipio con un grupo de empresarios del sector comercio, servicios y turismo, es precisamente el sector industrial el que se ve mayormente impactado por el aumento que se realizó de los aforos del impuesto sobre actividades económicas que la Alcaldía ha aplicado desde el primero de enero de 2012. En ese sentido sostienen que por otra parte si han sostenido diversas reuniones con los representantes de la Administración Tributaria del municipio, no sólo ahora, sino desde hace tiempo atrás; pero todo indica que sus argumentos no han sido realmente escuchados por la Alcaldía. No obstante ello, celebran los representantes del sector empresarial industrial la iniciativa del alcalde de establecer un dialogo con los empresarios respecto al tema de la reforma tributaria en Caroní.

Ante el planteamiento esgrimido por el Alcalde de que “las alícuotas no se tocan desde hace 10 años”, estas son porcentuales, por lo que no deben “tocarse” cada tanto de tiempo. El crecimiento empresarial, así como la inflación generan el necesario crecimiento de ingresos para la Alcaldía sin que se deban ajustar los porcentajes.

Consideran los representantes empresariales que no es cierto que  “no se echan ni 5 minutos en las oficinas de recaudación para pagar sus impuestos con el nuevo sistema impuesto por la Alcaldía”. En este sentido sostienen que es evidente que las dos oficinas de ALSOBOCARONÍ para recaudar tributos están colapsadas y en Banco Guayana han habilitado sólo una taquilla para colectar impuestos, por lo que las colas son escandalosas. Si pretenden mantener sólo 2 oficinas municipales, al menos deberían habilitar adicionalmente, unos 3 o 4 bancos estatales (p. ej: Banco de Venezuela, Bicentenario, Industrial, etc.), como colectores de fondos.

La inflación anual prevista por sí misma, producirá un incremento del orden del 30% en los ingresos de la alcaldía. Además, si la Recaudación de Rentas continúa con su política de incremento de ingresos por ampliación de la base imponible, que en los dos últimos años ha dado un crecimiento de 10% interanual de contribuyentes que tributan, agregaría otro 10% adicional, al ingreso tributario de la alcaldía. En este sentido no resultaría necesaria la elevación de impuestos que termina afectando no sólo a las empresas, sino al consumidor final del municipio.

Reiteran los empresarios industriales que el sector que ellos representan podría verse comprometido en su viabilidad económica al afectarse significativamente las estructuras de costos de las empresas, por incidencia del aumento de los impuestos municipales que ha sido aplicado en forma casi exclusiva sobre los industriales, lo cual además, sería violatorio del principio de justicia tributaria.

El sector de la industria viene trabajando en las acciones legales para demandar la suspensión y nulidad del instrumento legal que aumentó entre 40 y 60% en promedio a los impuestos a la actividad de transformación del municipio, entre otros elementos que los empresarios consideran violatorio del marco jurídico constitucional. Los empresarios ofrecen al Alcalde la suspensión de la acción tendente a demandar judicialmente la nueva ordenanza si el Alcalde accede a aplicar un “vacatio legis” hasta el año 2013 de la reforma (Vacatio legis se denomina, en Derecho, al periodo que transcurre desde la publicación de una norma hasta que ésta entra en vigor); a los efectos de crear el clima propicio para un diálogo franco, cordial y justo. En ese sentido destacaron que incluso, en la aplicación estricta de la legalidad, la reforma realizada a la Ordenanza de Impuesto Sobre Actividades Económicas no podía aplicarse sino, al terminar el ejercicio fiscal que tiene término en el mes de octubre de 2013. La solicitud de suspensión de la aplicación de los nuevos aforos contenidos en la recién reformada normativa municipal permitiría evaluar el impacto económico, así como de capacidad contributiva de cada sector, dando tiempo entonces de la debida consulta pública y participación de la ciudadanía y los sectores directamente afectados con esta reforma, los cuales fueron dejados de lado.

Fuente: AIMM - Guayana, ASOPEMIA, Cámara de Industriales y Mineros de Guayana.
           Caroní, enero 2012.

1 comentario:

Comparte un comentario sobre la entrada que leíste.

Recuerda que no damos asesoría mediante el Blog. Pero si requieres de la atención especializada de un consultor puedes contactarnos y solicitar una cotización por el correo electrónico asesoria.mrls@gmail.com