martes, 11 de octubre de 2011

Reajuste por inflación de los activos sobre los cuales determinar la rebaja por nuevas inversiones del ISLR

La adopción del sistema integral de ajuste por inflación por parte de la reforma legislativa del ISLR del año 1991 constituyó uno de los más importantes y trascendentales avances en los fundamentos de la determinación de dicho tributo. Este sistema en esencia buscó lo que ya previamente había reconocido la Declaración de Principios de Contabilidad Nro 10 (DPC10), respecto a la necesidad de considerar los efectos de la inflación en la formulación y evaluación de los Estados Financieros. El objeto de la consideración de los efectos de la inflación por parte del legislador patrio, siguiendo la tendencia que en toda Latinoamérica se estaba dando en la década 80 – 90, de desechar los preceptos de la determinación de la renta o enriquecimiento sobre la base de valores nominales o históricos, no era otro que la adopción objetiva y la preservación del principio constitucional de la capacidad contributiva. Esto implicaba asumir y reconocer la diferencia entre el valor nominal y el valor real de las operaciones de la empresa, teniendo como parámetro de conversión, el deterioro del poder adquisitivo de la moneda, fenómeno que en ámbito económico y financiero se traduce como la inflación, devenida de un aumento generalizado y progresivo de los precios de bienes y servicios en un lapso determinado. Se trata entonces de la debida contextualización del proceso de determinación del ISLR, entendiendo y reconociendo en dicho contexto los efectos que la inflación tiene en la cuantificación de los elementos que establecen efectos tributarios inherentes a la determinación del ISLR. Esto, tal y como lo ha reconocido la jurisprudencia patria, no sólo abarca la corrección del enriquecimiento neto gravable, sino que trasciende como era lógico y justo reconocer, la consideración del traslado de pérdidas derivadas del ajuste por inflación y también la consideración del valor real de los activos sobre los cuales se determinan las rebajas del ISLR por nuevas inversiones.

Artículo completo y referencia jurisprudencial en: