19 de marzo de 2016

Lo que conforma el enriquecimiento neto de una persona natural residente


Desde hace algún tiempo me da la impresión de que existe una confusión en algunos funcionarios y profesionales respecto al concepto de ENRIQUECIMIENTO NETO. En particular me llamó la atención una reciente entrevista dada por el personero de una institución tributaria en el país en la que señala que las personas naturales que realizan actividades económicas independientes, deben presentar declaración cuando obtuvieron ingresos brutos mayores a las citadas 1.500 U.T.; pero omite en su aclaratoria que estas personas también deben presentar declaración, si fuera el caso de que su enriquecimiento neto superase las 1000 U.T. 

Debemos recordar que el concepto de enriquecimiento neto aplica primero en la Ley de ISLR de forma general en su artículo 4, donde se define como el resultado de restar a los ingresos brutos, los costos de ventas y las deducciones. Luego de forma específica, en el artículo 31 de la misma Ley se señala que en el caso de los asalariados, la percepción en contraprestación a su trabajo, es directamente un enriquecimiento neto, es decir, no admite ni costos, ni deducciones, ni tampoco por estos días a la LOTTT.

Tenemos entonces que por enriquecimiento neto de las personas naturales no solo se debe entender al salario. Comprende también enriquecimiento neto el incremento neto del patrimonio de las personas, resultado de la realización de actividades económicas independientes, distintas a la laboral.

Hay dos condiciones que definen la denominada "exención de base" para las personas naturales residentes, y están desarrolladas en el artículo 79 de la Ley de ISLR (2014), el cual establece que:

"Las personas naturales residentes en el país y las herencias yacentes que obtengan un enriquecimiento global neto anual superior a mil unidades tributarias (1.000 U.T.) o ingresos brutos mayores de mil quinientas unidades tributarias (1.500 U.T.) deberán declararlos bajo juramento ante un funcionario, oficina o por ante la institución que la Administración Tributaria señale en los plazos y formas que prescriba el Reglamento."

Como podrán apreciar, las dos condiciones están separadas por la conjunción disyuntiva "o", lo que implica que no son concurrentes, sino, que de darse al menos una de ellas, surge la obligación de presentar la declaración de la renta o el ingresos bruto, según sea el caso.

Salvo que el TSJ disponga otra cosa, como ocurrió de forma insólita con el COT (2001) respecto a las condiciones para que procediese la suspensión de efectos de acto administrativo recurrido en la vía contenciosa tributaria, la conjunción disyuntiva "o" será interpretada en su sentido literal.

Observo yo, que no hay indicación expresa en el texto del artículo 79 de la Ley de ISLR sobre que la condición del límite relativo al "enriquecimiento neto" aplicará exclusivamente a los que perciben "salarios", ni tampoco la hay respecto a que el límite de "ingresos brutos" allí previsto sea solo para los que obtengan enriquecimientos de una "actividad independiente". 

Se concluye entonces que los "no asalariados" también pueden percibir u obtener "enriquecimiento neto", que de hecho, o más bien de derecho, es la base imponible del ISLR.

EJEMPLO

Una PNR con ingresos brutos de 1.480 UT, Costos de venta de 250 UT y deducciones de 100 UT, generará un Enriquecimiento Neto de 1.130 UT. Esta persona no superaría las 1500 de Ingresos brutos, pero si el límite de 1000 UT de enriquecimiento neto. Por ello conforme lo dispone el artículo 79 de la Ley de ISLR, al darse una de las dos condiciones previstas en el mismo, estaría dicha persona obligada a presentar su declaración de rentas.

De tal manera que las personas naturales residentes no asalariadas deberán presentar declaración de rentas, las cuales incluirán sus ingresos brutos, costos y deducciones, cuando se da una de las dos condiciones previstas en el artículo 79 de la norma legal que rige al ISLR, relativa a ingresos brutos o a enriquecimientos. Cualquiera de ellas que ocurra. En el caso de los asalariados, estos que solo perciben enriquecimientos netos, estarán obligados a presentar declaración de rentas cuando los mismos superen el límite previsto en la Ley.


Camilo London


4 comentarios:

  1. Con este articulo se aclara, que el termino de Enriquecimiento Neto se aplica tanto para la persona natural independiente (No Asalariado) como para la persona natural bajo relación de dependencia (Asalariado), en tal sentido, es perfectamente aplicable para ambos casos el Decreto de Exoneración 2266. Muchas Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Tal cual. No debería haber duda al respecto, ya que es diáfano en la ley el concepto de enriquecimiento neto. Este no solo aplica al salario, sino que el salario es una de la fuentes que lo conforman.

    ResponderEliminar
  3. Valdría la pena ir más allá de las simples definiciones de "Ingresos Brutos" y "Enriquecimiento Neto", en cuanto señalar las definiciones de "Ingresos" y "Enriquecimiento" propiamente dicho. En efecto, "Enriquecerse" no solo conlleva percibir dinero, también conlleva percibir bienes inmuebles o muebles a cuyos efectos impositivos dichos bienes estarían sujetos a impuestos proporcionales, por otra parte, la acepción "Ingresos" por estar referida a la percepción de dinero o numerario, sí entraría en la definición tanto de Personas Naturales asalariadas (Obreros/Empleados) como Personas Naturales en ejercicio independiente de su profesión (Asesores, etc).

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente válida la aclaratoria, que si llega a 1500 UT los ingresos brutos de personas naturales independientes aun cuando no tengan 1000 UT de enriquecimiento neto deben declarar, y viceversa. Como siempre aportandonos con sus excelentes artículos. Muchas gracias

    ResponderEliminar

Comparte un comentario sobre la entrada que leíste.

Recuerda que no damos asesoría mediante el Blog. Pero si requieres de la atención especializada de un consultor puedes contactarnos y solicitar una cotización por el correo electrónico asesoria.mrls@gmail.com