28 de junio de 2015

¿Hacer o no hacer? Consideraciones sobre las implicaciones tributarias del ajuste voluntario del contribuyente conforme lo previsto en el COT de 2014


Hacer o no hacer, este es el nuevo dilema de los contribuyentes que se enfrenta a la decisión de realizar o no, un ajuste voluntario de una declaración y pago de impuesto, luego de la entrada en vigencia del nuevo COT dictado por Ley Habilitante mediante Decreto publicado en Gaceta Oficial extraordinaria del día 18 de noviembre de 2014. El tema central de este dilema lo representa la circunstancia de que el nuevo instrumento orgánico incrementa las sanciones por el pago extemporáneo de tributos en los casos de ajustes voluntarios, es decir, sin que dicho ajuste sea motivado por la actuación fiscal de la Administración Tributaria. El nuevo COT incrementa de 1% a 300% de forma progresiva la sanción por el pago con retraso de tributos, pero por otro lado incrementa en una menor proporción del 10% al 30%, la sanción por el allanamiento al Acta de reparo. Con ello se da la singular situación de que ahora sería menos gravoso esperar la actuación fiscal que determine una diferencia de tributos a pagar, que realizar el ajuste de forma voluntaria. Algo que resulta inédito, y podemos decir que también insólito, en la codificación tributaria venezolana.

En las siguientes líneas hago una breve exposición que evidencia la nueva estructuración de las sanciones por el incumplimiento de pago de tributos al comparar la que aplica por el ajuste voluntario del contribuyente, contrastándola con la que se genera de la actuación de la Administración Tributaria en el procedimiento de fiscalización y la posibilidad de allanamiento al Acta Fiscal de reparo.


Lograr que el contribuyente de cumplimiento voluntario a la obligación tributaria material relativa al pago de la exacción fiscal, es el objetivo que se debe proponer todo Sistema Tributario. No es otra que lograr que el contribuyente no requiera de la intervención directa de la Administración Tributaria para cumplir con la declaración y pago del tributo. Debemos entender que el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias tiene varios matices, uno de ellos refiere a atender la obligación tributaria sin retrasos, otro es el caso del “ajuste voluntario”, es decir, el cumplimiento de la obligación tributaria en una acción de corrección por parte del contribuyente, sin que medie la intervención del ente recaudador. Ello se da cuando el contribuyente que realizó una declaración inicial, la modifica de forma voluntaria a través de una sustitutiva que resulta en un importe mayor a favor del Tesoro Nacional, también se ubica en el “ajuste voluntario”, el caso del contribuyente que habiendo omitido una declaración, cumple tardíamente con su obligación, pero sin que haya intervenido la Administración del Estado.



En el Código Orgánico Tributario (COT) del año 2001 se establecía un sistema de incentivos/castigos que propiciaban el cumplimiento voluntario del contribuyente, incluso en el caso de los ajustes voluntarios. Para ello se definía una sanción del 1% del tributo omitido, cuando el contribuyente pagaba con retraso el tributo, sin que mediase un procedimiento de verificación o fiscalización de la Administración Tributaria. Si bien la sanción era relativamente baja, se debía aplicar la corrección por vía de los intereses moratorios y la indexación del valor de la multa por variación inflacionaria de la Unidad Tributaria. Esta multa por ajuste voluntario resultaba menor a la del 10% que se correspondía a los casos de allanamiento al acta fiscal, o a la de entre 25% y 200% si se daba la determinación del tributo  por acto definitivo de la Administración Tributaria. Como se puede apreciar, existía en el COT de 2001 una graduación progresiva de la multa, que incentivaba a que el contribuyente hiciese el ajuste voluntario de aquella obligación no satisfecha oportunamente en favor del Sujeto Activo. 

El COT de 2014 propone un sistema de graduación de sanciones que desvirtúa completamente los avances logrados con su predecesor. El nuevo instrumento normativo prevé que en el caso de ajustes voluntarios del contribuyente, la sanción ya no será del 1%, sino del 0,28% por día de retraso, hasta un máximo del 100% si el ajuste voluntario es en el lapso de un año, este se incrementa a un 150% si el ajuste voluntario ocurre en el transcurso del segundo año; y se eleva a 300% en el supuesto de que la corrección del contribuyente ocurra luego de dos años de haber estado obligado por Ley a pagar el tributo. Ello ciertamente puede incentivar a que el ajuste lo haga el contribuyente en el menor lapso posible, pero resulta que la sanción que le aplicará al infractor es de solo el 30% si la corrección resulta del procedimiento de verificación o fiscalización. Es decir, el nuevo COT plantea que es menor la sanción por un ajuste realizado por la intervención de la Administración Tributaria, que el que realiza “voluntariamente” el contribuyente.

Conforme la graduación actual de la sanción por el pago extemporáneo que se genera en un ajuste voluntario del contribuyente, el 1% anteriormente previsto en el COT de 2001 para esta infracción, es superada apenas en el 4 día de retraso en el pago del tributo. Por ejemplo, si un contribuyente omite un pago del tributo por incurrir en un error al momento de hacer la determinación plasmada en su primera declaración, al corregir esta en el lapso de 10 días, el importe de la sanción sería del 2,8% del tributo omitido. Si el lapso de rectificación es de 180 días, la sanción sería de 50,40% y si es de un año 100% de sanción. Si el lapso en que realiza el ajuste voluntario es de más de un año pero no supera los dos años, la sanción es de 150%, y si supera este lapso, la multa pasa a ser del 300% sobre dicho ajuste. Pero si el ajuste no es voluntario, sino que lo impone la Administración Tributaria, el contribuyente que se allane al contenido del Acta Fiscal en el lapso de 15 días de notificada ésta, solo tendría que pagar un 30% de multa.



Todo indica que debe revisarse el sistema gradual de sanciones por incumplimiento de la obligación tributaria, lo que no implica que esta se haga ínfima, sino que tenga la debida proporcionalidad y donde se aplique una menor sanción al que se ajuste voluntariamente, respecto del que esperará a que lo encuentre la acción fiscalizadora de la Administración.

Camilo London
Asesor Tributario
Coordinador del grupo Ámbito tributario en Facebook

2 comentarios:

  1. o sea que si ajusto alguna declaracion de islr en años anteriores a la vigencia del cot me aplican el %

    ResponderEliminar
  2. Buenos días estimado; en las empresas de Guayana se ha hablado mucho de este tema. Pero tengo dudas que creo que con sus conocimientos me puedan aclarar. El Comprobante de retención del impuesto sobre la renta (Planilla AR-C) estable las remuneraciones acumuladas y impuesto acumulados; pero se han realizados pagos como ejemplo el siguiente: pago por el incumplimiento de dotaciones que se encuentra en las convención colectiva, este pago fue ejecutado durante 3 meses; la cual la empresa realizo la retención del impuesto a estos monto. La pregunta es la siguiente ¿es obligatorio declarar tal cual como esta en AR-C; o hay que retirar este monto para la declaración? te aclaro esto porque muchos de los compañeros retiraron este monto de la planilla AR-C. Ademas si llega una fiscalización del SENIAT a la empresa y leyendo en tu blogs de la COT con respecto a la demora; como seria si las personas naturales realizan la declaración y se observa que hay evasión de impuesto aplicaría estas multas.



    Te dejo mi correo si tienes algunas sugerencia al respecto, saludos



    jhoelcd@gmail.com

    ResponderEliminar

Comparte un comentario sobre la entrada que leíste.

Recuerda que no damos asesoría mediante el Blog. Pero si requieres de la atención especializada de un consultor puedes contactarnos y solicitar una cotización por el correo electrónico asesoria.mrls@gmail.com