20 de agosto de 2011

Algunas preguntas y respuestas sobre la exoneración del IVA a materiales de construcción

Las siguientes son algunas de las interrogantes que nos han presentado en MRLS & ASOCIADOS respecto a la aplicación del Decreto 8.174 que exonera del IVA a la venta de servicios en materiales de construcción y servicios, respecto al que nos referimos en la entrada anterior, y  que sirve de base conceptual y legal para las respuestas que hemos formulado en cada caso.

Las respuestas que formulamos se fundamentan en nuestra experiencia y conocimiento de la norma. En todo caso es sólo la opinión personal y particular que consideramos pertinente a los efectos de la instrumentación del citado Decreto de exoneración, la cual compartimos con los fines académicos y de estudio para abrir el debate y discusión sobre esta relevante temática.  



¿La exoneración del IVA prevista en el Decreto 8.174 del 30/04/2011 aplica a las ventas que se hagan por concepto de materiales requeridos para la construcción, operación, restauración, acondicionamiento de viviendas dignas, sólo cuando el comprador acredita ante el vendedor que cumple con los supuestos desarrollados en el artículo 5 de dicho Decreto?, y ¿Cuándo las ventas de los materiales descritos en el artículo 3 del Decreto 8.174 del 30/04/2011 son realizadas a otras personas jurídicas o naturales que integran la red de distribución y comercialización de dichos productos, las mismas estarán gravadas y por ende se les aplicará la alícuota ordinaria del IVA en los términos previstos en dicha Ley?

Tal y como se establece en el artículo 5 del Decreto 8.174, en concordancia con lo previsto en su artículo 1,  la exoneración del IVA sobre los materiales que incluidos en el artículo 3 ejusdem, que fabrica y/o comercializa la empresa evaluada estarán exonerados sólo cuando el comprador acredite que los mismos serán aplicados a la construcción, operación, restauración, acondicionamiento de viviendas dignas que se correspondan con los complejos urbanos y suburbanos, planes, acciones y proyectos enmarcados en los supuestos dictados en el artículo 3 del Decreto Con Rango, Valor y Fuerza de la Ley Orgánica de Emergencia para Terrenos y Vivienda, relativos a las Áreas de Emergencia Habitacional (AREHA), así como de Áreas Vitales de Viviendas y de Residencias (AVIVIR), que son espacios geográficos en los cuales se desarrollarán soluciones habitacionales en función del logro del objeto de la norma previsto en su artículo primero; o los Planes de Reconstrucción Integral, en atención a las necesidades de poblamiento, ordenamiento territorial y del buen vivir y el  Desarrollo, estimulo y apoyo decidido a los planes de autoconstrucción, mejoramiento o ampliación de viviendas que presenten las comunidades organizadas.

En este sentido las operaciones de ventas de la empresa evaluada respecto a los productos previstos en el artículo 3 del Decreto 8.174, realizadas a empresas comercializadoras que no ejecuten en calidad de contratistas para el gobierno, los proyectos descritos en el párrafo anterior, enmarcados en el Decreto Con Rango, Valor y Fuerza de la Ley Orgánica de Emergencia para Terrenos y Vivienda, y la Gran Misión Vivienda Venezuela, no estarían exoneradas del IVA en virtud de no cumplirse con los supuestos contenidos en el artículo 5 ejusdem; ello en concordancia con lo preceptuado en los artículos 4 y 5 del COT.


¿Qué elementos y documentación deberán considerarse para determinar que el comprador de los materiales establecidos en el artículo 3 del Decreto 8.174 del 30/04/2011 se encuentra dentro de los supuestos de exoneración a tenor de lo dispuesto en el artículo 5 ejusdem?

Siendo que los proyectos enmarcados en el Decreto Con Rango, Valor y Fuerza de la Ley Orgánica de Emergencia para Terrenos y Vivienda, y la Gran Misión Vivienda Venezuela, son desarrollados por el Ejecutivo Nacional, bien mediante Decreto o normas de rango jerárquico menor, ya sean dictadas estas por los Ministerios (Resoluciones), u otros Organismos (Providencias Administrativas), que a dichos fines hayan sido sujetos de la delegación respectiva; sería pertinente a los fines de demostrar la acreditación de la condición de disfrute de la exoneración del IVA prevista en el Decreto 8.174 ante el vendedor, la certificación expedida por el Ejecutivo Nacional, Ministerio u Órgano dependiente de estos al comprador y la declaración expresa de que el uso o destinación de los productos adquiridos es a los fines previstos en el artículo 1 del referido Decreto de exoneración del IVA.

En este sentido es pertinente destacar la posibilidad, sin ser ello un condicionante por no estar previsto expresamente en la norma, de aplicar supletoriamente el mecanismo de control que la Presidencia de la República consideró en el Decreto 8.175 de exoneración del ISLR para los mismos fines que el Decreto 8.174. Para el disfrute de la exoneración en cuestión, este define un mecanismo de control en su artículo 2, mediante el cual se exige un registro ante el SENIAT por parte del beneficiario de la exoneración.


¿Cuándo el comprador acredite ante el vendedor que se cumplen con los supuestos previstos en el artículo 5 del Decreto 8.174 y luego destine a un uso distinto del previsto en dicho artículo los materiales vendidos con la exoneración del IVA, será este el que asuma exclusivamente la responsabilidad tributaria ante el Estado por dicho cambio de destinación o uso?

Tal y como lo dispone el artículo 9 de la Ley de IVA, el adquirente de los bienes y servicios exentos o exonerados, que lo son en función de su uso o destinación, son los responsables por el tributo que se genere por la pérdida de la exoneración. En este sentido, no existe responsabilidad directa, ni solidaria del vendedor que habiendo cumplido con las disposiciones normativas hubiera realizado la venta exonerada.


¿Lo señalado en el artículo 2 del Decreto 8.174 del 30/04/2011 aplicará únicamente a quienes realicen exclusivamente operaciones exoneradas, en concordancia con lo dispuesto en el artículo 8 de la Ley de IVA?

Tal disposición atribuye la calificación de Contribuyente Formal a los que se encuentre dentro de los supuestos previstos en el artículo 1 del Decreto de exoneración. Conforme al principio de legalidad del tributo establecido en el artículo 317 de la Constitución Nacional y desarrollado luego en el artículo 3 del COT, la calificación como Contribuyente Formal del IVA sólo podría definirse por disposición de la Ley. Así tenemos que el artículo 8 de la Ley que rige al IVA se dicta que: “Son contribuyentes formales, los sujetos que realicen exclusivamente actividades u operaciones exentas o exoneradas del impuesto”.

En este sentido, resulta forzoso sostener que la calificación de contribuyente formal, recaería únicamente sobre aquellas empresas que realicen exclusivamente las operaciones exoneradas previstas en el Decreto 8.184, más no así a quienes además realicen operaciones gravadas por el IVA, quienes necesariamente deberán calificar como contribuyente ordinarios del tributo por disposición expresa de la norma legal



¿Si el vendedor realiza operaciones gravadas y operaciones exoneradas a tenor de lo establecido en el Decreto 8.174 del 30/04/2011, cómo deberá aplicar la determinación de créditos fiscales deducibles conforme lo previsto en el artículo 34 y 35 de la Ley de IVA?

El artículo 34 de la Ley de IVA estipula que los créditos fiscales que se originen en la adquisición o importación de bienes muebles corporales y en la recepción de servicios nacionales o provenientes del exterior,  utilizados exclusivamente en la realización de operaciones gravadas, se deducirán íntegramente. En razón de ello, el IVA soportado con ocasión de adquisición de los insumos, inversiones, costos y demás erogaciones que en atención a los sistemas de producción, costo y contabilización de mi representada sean atribuídos exclusivamente a la realización de operaciones gravadas, serán aplicados en su totalidad como créditos fiscales deducibles del IVA.

Señala igualmente el referido artículo de la Ley que: Los créditos fiscales que se originen en la adquisición o importación de bienes muebles y en la recepción de servicios nacionales o provenientes del exterior, utilizados sólo en parte en la realización de operaciones gravadas, podrán ser deducidos, si no llevaren contabilidades separadas,  en una proporción igual al porcentaje que el monto de las operaciones gravadas represente en el total de las operaciones realizadas por el contribuyente en el período de imposición en que deba procederse  al prorrateo a que este artículo se contrae. Para determinar el crédito fiscal deducible de conformidad con el aparte anterior, deberá efectuarse el prorrateo entre las ventas gravadas y las ventas totales, aplicándose el porcentaje que resulte de dividir las primeras entre las últimas, al total de los créditos fiscales sujetos al prorrateo, soportados con ocasión de las adquisiciones o importaciones de bienes muebles o servicios efectuados, y dirigidos a la realización de operaciones privadas y no gravadas. Este procedimiento aplacaría entonces para el IVA soportado que no esté estando asociado sólo a operaciones gravadas, sino tanto a las gravadas como a las no gravadas por ser comunes a estas.


Ante la posibilidad de que el criterio que finalmente adopten los contribuyentes respecto a la exoneración del IVA prevista en el Decreto 8.174, no sea concordante con la posición que finalmente adopte la Administración Tributaria, resulta conveniente que se realice la consulta específica al SENIAT sobre estos tópicos conforme lo previsto en el artículo 230 del COT. Para ello es necesaria la evaluación particular de la operación de cada empresa y es muy recomendable la asistencia o asesoría por parte de especialistas en la materia tributaria. 


Autor: Editor del Blog.




Este comunicado no tiene el propósito de asesorar a los destinatarios de éste, solo tiene carácter informativo. Bajo ninguna circunstancia, el contenido de esta comunicación podrá ser considerado como una sugerencia, recomendación o consejo profesional, por tanto no asumimos responsabilidad algunas por cualquier pérdida, directa o indirectamente, que pudiera resultar del uso de éste documento o de su contenido.


Licencia Creative Commons
Esta obra del Blog Gerencia & Tributos (Editor: Camilo London) está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unportedque permite el uso de sus contenidos con fines no comerciales, exigiendo sólo la atribución al autor, así como del nombre y la dirección electrónica del Blog de la cual se obtiene.

Marco legal y de referencia para la delimitación de la exoneración del IVA prevista en el Decreto 8.174

Señala el artículo 1 del Decreto 8.174 que se exoneran del pago del IVA a las ventas de los bienes y prestaciones enumerados en sus artículos 3 y 4, efectuadas por las personas jurídicas, públicas y privadas, independientemente de las actividades a las que se dediquen, condicionado ello a que los mismos sean adquiridos para la construcción, reparación, restauración, acondicionamiento, mejora y/o mantenimiento de viviendas dignas o la ejecución de demoliciones. La exoneración se extiende además al IVA, aranceles y tasas aduaneras que correspondan a las importaciones de los bienes muebles objeto de la exoneración, realizadas por los mismos sujetos.

El artículo 1 del Decreto dispone entonces por una parte los hechos imponibles que tendrán la dispensa del pago de la obligación tributaria material, esto es la venta de los bienes que se enumeran en el artículo 3 del Decreto y los servicios a los que refiere el artículo 4 ejusdem. También se establecen los sujetos a los que les aplica la exoneración, misma que recae en los vendedores que sean personas jurídicas, tanto públicas como privadas, que realicen la venta de dichos bienes. Se estipula además, que la venta exonerada estará condicionada al uso o destino de los bienes y servicios, delimitando tal aspecto a la “construcción, reparación, restauración, acondicionamiento, mejora y/o mantenimiento de viviendas dignas o la ejecución de demoliciones”. Lo atinente al significado que corresponde a la expresión “viviendas dignas” así como la delimitación y alcance del uso o destinación de los bienes y servicios exonerados se encuentra establecido en el artículo 5 del Decreto 8.174 que a continuación se reproduce:

“Las exoneraciones establecidas en el presente Decreto  serán interpretadas única y exclusivamente en el marco de lo dispuesto en el Decreto Con Rango, Valor y Fuerza de la Ley Orgánica de Emergencia para Terrenos y Vivienda, y a la Gran Misión Vivienda Venezuela, (Subrayado y resaltado adicionado)”

El artículo antes reproducido dispone un contexto que delimita la aplicación de la exoneración, que entonces no resulta general sobre todos los bienes y servicios descritos en los artículos 3 y 4 del Decreto, sino, que la excepción impositiva estará dada en función del destino y uso de los mismos. Este uso o destinación, sin embargo, se refiere a otra norma jurídica,  el Decreto Con Rango, Valor y Fuerza de la Ley Orgánica de Emergencia para Terrenos y Vivienda, y a una “Misión” desarrollada por el Gobierno Nacional en el marco de la acciones tendentes a cubrir el déficit de vivienda en el país, denominada como “Gran Misión Vivienda Venezuela”.

El Decreto Con Rango, Valor y Fuerza de la Ley Orgánica de Emergencia para Terrenos y Vivienda publicado en la Gaceta Oficial Nro. 6.018 Extraordinaria del 29 Enero 2011, establece en su artículo 1 que:

“La presente Ley tiene como objeto establecer un conjunto de mecanismos extraordinarios a cargo del Ejecutivo Nacional, en coordinación con otros entes públicos y privados, nacionales e Internacionales, destinados a hacerle frente con éxito y rapidez a la crisis de vivienda que ha afectado a nuestro pueblo como consecuencia del modelo capitalista explotador y excluyente, y que se ha agudizado por los efectos del cambio climático, generador de devastaciones en amplias zonas del territorio nacional.” (Subrayado y resaltado adicionado)

Este marco de acciones extraordinarias se definen ya puntualmente en el artículo 3 del Decreto Ley en los siguientes términos:

“Para alcanzar el objetivo de la presente Ley, el Ejecutivo Nacional queda facultado para:

1. Decretar Áreas de Emergencia Habitacional (AREHA), y dentro de éstas, establecer y delimitar Zonas de Riesgo (ZORI), Zonas de Peligro Potencial (ZOPO) y Zonas de Peligro Inminente (ZOPI), para la permanencia y la vida de las familias en estos espacios.
2. Determinar la magnitud del riesgo o peligro en las Áreas de Emergencia Habitacional (AREHA), y con base en ello, declarar espacios recuperables y espacios Inhabitables.
3. Dictar decretos de creación de Áreas Vitales de Viviendas y de Residencias (AVIVIR), en las cuales el Estado procederá a reordenar Integralmente la distribución y uso del espacio, sea éste urbano o rural, para destinarlo en prioridad y con urgencia, a la construcción de viviendas unifamiliares o multifamiliares de micro comunidades, pequeños barrios, grandes barrios o nuevas ciudades,
En las áreas decretadas Áreas Vitales de Viviendas y de Residencias (AVIVIR), el Estado no permitirá la existencia de inmuebles no residenciales o terrenos abandonados, ociosos, subutilizados o de uso inadecuado que presenten condiciones y potencial para cumplir con el objeto de esta ley.
La competencia para establecer las categorías antes señaladas, será exclusiva del organismo debidamente calificado y con carácter nacional, que el Ejecutivo Nacional cree mediante Decreto.
4. Diseñar e Implantar modalidades de intercambio de bienes y servicios e instrumentos financieros en las transacciones relacionadas con pagos por la adquisición de terrenos o inmuebles no residenciales, la construcción, reparación, ampliación y remodelación de las viviendas establecidas en la presente Ley.
5. Asignar terrenos y entregar viviendas a favor de los grupos familiares que se encuentren en riesgo vital, que sean de escasos recursos, que no posean vivienda propia, o que sean parejas jóvenes que estén fundando familia, pudiendo hacerlo por medio de planes de financiamiento del sector público o privado en condiciones preferenciales, o mediante subsidio parcial o total del valor de la vivienda.
6. Dictar Planes de Reconstrucción Integral, en atención a las necesidades de poblamiento, ordenamiento territorial y del buen vivir.
7. Desarrollar, estimular y apoyar decididamente los planes de autoconstrucción, mejoramiento o ampliación de viviendas que presenten las comunidades organizadas.
8. Establecer políticas adecuadas para al uso, construcción, disposición y afectación de terrenos e Inmuebles no residenciales, destinados a la vivienda familiar.
9. Establecer parámetros y bandas de precios del metro cuadrado de terrenos y de construcción para vivienda de acuerdo con la estructura de costos y el interés social, para acabar con la especulación y la usura en materia de tierra, vivienda y hábitat. 10. Establecer modalidades de financiamiento a la banca pública y privada para la construcción y adquisición de viviendas, tales como, fondos especiales, créditos, subsidios y/o intereses preferenciales.
11. Decretar la regulación de precios de insumos, materiales y equipos para la construcción de viviendas y su hábitat.
12. Constituir empresas de construcción de viviendas y hábitat de propiedad estatal, mixta y comunal.
13. Constituir consorcios de construcción entre el sector público y el privado, nacional e internacional.
14. Suscribir convenios de cooperación internacional para el financiamiento y la construcción de viviendas, garantizando la correspondiente transferencia tecnológica.”
(Subrayado y resaltado adicionado)

El Decreto Ley en referencia establece además en su artículo 20 que: “El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela en Consejo de Ministros, en el marco de la Política Económica y Social Sectorial, queda autorizado para decretar las exoneraciones del Impuesto al Valor Agregado, Impuesto Sobre la Renta, Tasas Aduaneras e Impuesto de Importación, que considere necesarios para promover el objeto de esta Ley.” (Subrayado y resaltado adicionado).

Como se aprecia de los artículos antes citados y/o reproducidos, el Decreto Ley de Emergencia para Terrenos y Vivienda faculta al Ejecutivo Nacional a dictar Decretos para la creación de Áreas de Emergencia Habitacional (AREHA), así como de Áreas Vitales de Viviendas y de Residencias (AVIVIR), que son espacios geográficos en los cuales se desarrollarán soluciones habitacionales en función del logro del objeto de la norma previsto en su artículo primero; pudiendo además dictar Dictar Planes de Reconstrucción Integral, en atención a las necesidades de poblamiento, ordenamiento territorial y del buen vivir y a . Desarrollar, estimular y apoyar decididamente los planes de autoconstrucción, mejoramiento o ampliación de viviendas que presenten las comunidades organizadas. Estas facultades están todas ellas referidas a acciones donde pueden encuadrar la construcción, reparación, restauración, acondicionamiento, mejora y/o mantenimiento de viviendas dignas o la ejecución de demoliciones previstas en el artículo 1 del Decreto Nro. 8.174 de exoneración del IVA como bases para la aplicación de la dispensa impositiva.


Por otra parte tenemos a la “Gran Misión Vivienda Venezuela”, de la cual traigo a colación lo reseñado en el Portal Web de Noticias de la Emisora Pública Estatal Prensa “YVKE Mundial”, en publicación del día 13/04/2011:

“El Presidente de la República Hugo Chávez Frías anunció, durante la transmisión del programa dominical Aló, Presidente Número 370 desde el estado Vargas, el nacimiento de la Gran Misión Vivienda Venezuela que se fundamentará en cinco vértices estratégicos.

El primero de ellos se fundamenta en el censo de familias sin vivienda para conocer realmente con cifras exactas la necesidad habitacional del pueblo venezolano, el segundo sería el censo de los terrenos donde es posible la construcción de viviendas, en tercer lugar, se contabilizará el número de empresas constructoras dispuestas a trabajar en las soluciones habitacionales, así como responsables de la capacitación obrera.

En cuarto lugar, el Presidente Chávez, propuso la evaluación de las formas de financiamiento que ofrecería la banca privada para que la mayoría del pueblo pueda conseguir una vivienda digna, y por último conocer con que materiales y tecnología de construcción se cuentan y necesitan para trabajar en materia habitacional.” (Subrayado y resaltado adicionado)

La “Gran Misión Vivienda Venezuela” resulta entonces en una acción gubernamental, ejercida por el Ejecutivo Nacional para cumplir con la construcción de viviendas a nivel del territorio nacional para satisfacer la necesidad de la población venezolana. De los cinco denominados vértices de la Misión, ya entró en operaciones el referido al Registro de personas requirentes de soluciones habitacionales, así mismo, se dicta el Decreto con Rango y Fuerza de Ley del régimen de Propiedad de las Viviendas de la Gran Misión Vivienda Venezuela, que aparece publicada en la Gaceta Oficial Nro. 6.021. Vale señalar que la denominada “Gran Misión Vivienda Venezuela” se constituye más que en una figura jurídica o normativa, en una relevante acción del Ejecutivo Nacional en razón de una línea de desarrollo estratégico para el logro del fin propuesto. Conforme a ello se entendería desarrollado bajo su rectoría las actuaciones del Ejecutivo Nacional en función del ejercicio de las facultades contenidas en el artículo 3 del Decreto Ley de Emergencia de Terrenos y Vivienda antes referido.

Ya desde la perspectiva tributaria relativa específicamente al tema de las exoneraciones y la interpretación de las normas que le regulan, es necesario destacar lo previsto por el legislador patrio en los artículos 3 y 4 del COT:

Artículo 4 COT.— En materia de exenciones, exoneraciones, desgravámenes, rebajas y demás beneficios fiscales, las leyes determinarán los requisitos o condiciones esenciales para su procedencia.”

Artículo 5 COT .— Las normas tributarias se interpretarán con arreglo a todos los métodos admitidos en derecho, atendiendo a su fin y a su significación económica, pudiéndose llegar a resultados restrictivos o extensivos de los términos contenidos en las normas tributarias.”
Las exenciones, exoneraciones, rebajas, desgravámenes y demás beneficios o incentivos fiscales se interpretarán en forma restrictiva.

La primera de estas normas desarrolla el principio constitucional de legalidad del tributo con alcance a las exoneraciones de impuesto, y la segunda de ellas, los condicionantes para la interpretación en los casos en que debe activarse ésta figura interpretativa de la norma jurídica, en razón de la redacción o técnica de la norma de exoneración, misma que debe ser ineludiblemente “restrictiva”

Los anteriores aspectos aportan un marco conceptual legal de referencia para comprender el alcance y aplicación de la exoneración prevista en el Decreto 8.174 en comentarios.

Autor: Editor del Blog.



Licencia Creative Commons
Esta obra del Blog Gerencia & Tributos (Editor: Camilo London) está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unportedque permite el uso de sus contenidos con fines no comerciales, exigiendo sólo la atribución al autor, así como del nombre y la dirección electrónica del Blog de la cual se obtiene.

11 de agosto de 2011

TribuTIPS sobre la retención como prueba del Crédito Fiscal

1.       Sentencias del TSJ SPA han sostenido que el IVA soportado por el contribuyente es un crédito fiscal

2.       Para demostrar crédito fiscal, contribuyente debe tener factura original y en su defecto demostrar que ha soportado el impuesto

3.       Art.  5 Reglamento de la Ley de IVA dispone que el importe de la retención efectuada por el agente es un crédito deducible

4.       Retención efectuada por el agente de retención implica que este ha soportado el impuesto que le es retenido al proveedor

5.       Impuesto retenido por el agente es una prueba de que ha soportado el IVA

6.       Cuando contribuyente no disponga de factura original, entonces podría oponer la retención IVA que él efectuó como prueba del CF
7.       Sentencias del TSJ SPA han sostenido que el IVA soportado por el contribuyente es un crédito fiscal

8.       Caso CEPOCENTRO (TSJ SPA 2005) constituye una referencia importante respecto a la libertad de probar el Crédito Fiscal IVA

9.       Sentencia CEPOCENTRO TSJ 2005 la puedes descargar en https://sites.google.com/site/matarivaslondonsanchez/cartelera-de-jurisprudencia

10.   De forma tal que tanto art 5 Reglamento LIVA como criterios jurisprudenciales sustentan que retención IVA podría ser elemento para subsanar la demostración del crédito fiscal en los casos en que el contribuyente extravió la factura

11.   Caso CEPOCENTRO plantea que Factura Original es prueba del CF “prima facie”, pero en atención a principio de libertad de prueba puede ser aplicada otra vía para demostrar haber soportado el impuesto

12.   Concéntrate en la factura como prueba fiscal del CF, pero de no poseerla, demostrar la retención del IVA podría ser la solución

13.   Esperamos que estos #TribuTIPS te sean de utilidad, y recuerda puedes contactarnos por https://sites.google.com/site/matarivaslondonsanchez/


Autor: Editor del Blog







8 de agosto de 2011

Siete pasos para la creación de mapas conceptuales en presentaciones


Siete pasos para la creación de mapas conceptuales en presentaciones


Por Gonzalo Álvarez Marañón 

El Arte de Presentar  


Los mapas conceptuales fueron desarrollados por el Prof. Joseph D. Novak a principios de los 70. Son “herramientas para organizar y representar conocimiento”, utilizadas en una gran variedad de ámbitos, desde la creación de esquemas para estudio personal hasta la comunicación de conocimiento.  

Yo los recomiendo también para las fases de planificación y estructura de presentaciones. Permiten una rápida interpretación del material y su relación con el tema de la presentación, ayudando a refinar el mensaje principal a transmitir a la audiencia.

Durante la fase de planificación deben identificarse y resumirse los conceptos nucleares de la presentación con el fin de destilar sumensaje principal. Resulta fundamental evitar información irrelevanteo detalles secundarios que desbordan a la audiencia impidiéndolecaptar el mensaje principal.

Todo lo que no contribuya a comunicar el mensaje fundamental debe ser eliminado de la presentación. Los mapas conceptuales ayudan en este proceso. Veamos cuáles serían los siete pasos para la creación de un mapa conceptual para su uso en presentaciones.


mapaconceptual.jpg


1. Construcción de una buena idea focal

Las mejores presentaciones buscan transmitir un único mensaje. En lugar de pretender transferir mucha información, lo que termina diluyendo el mensaje, suele ser mejor intentar transmitir una sola idea.

Dejar bien claro desde el principio cuál es la idea nuclear de tu presentación crea un contexto que te ayudará a clasificar jerárquicamente otras ideas secundarias que pueden apoyar la transmisión de tu idea fundamental. Prueba a expresar la idea central de tu presentación en una sola frase.


2. Sugerencia de conceptos relevantes

Una vez que has acotado el dominio de conocimiento y definido el mensaje principal, debes seleccionar los conceptos clave de este dominio necesarios para proporcionar el conocimiento requerido para transmitir la idea focal. Si partes de un documento escrito, puedes destacar los 
principales conceptos que contiene.


3. Lista de conceptos

A continuación, identifica todos los datos, hechos, conceptos, ideas, términos que están asociados de alguna manera con la idea principal y que podrían ayudar a clarificar el mensaje. Puedes crear una lista con estos conceptos, utilizando una sola palabra o una corta frase para cada uno. Se trata como ves de un proceso de torrente de ideas (brainstorming), durante el cual debes anotar absolutamente todo lo que se te ocurra relacionado con la idea focal.

No te preocupes en este momento por la redundancia o importancia relativa de los términos y conceptos que van apareciendo. Debe primar la cantidad sobre la calidad. Cuando hayas terminado una primera ronda, habrás compilado una lista inicial de entre 15 y 25 conceptos.


4. Orden de rango

Ordena los conceptos poniendo en la parte superior los más relevantes y hacia la inferior los menos importantes. Pueden aparecer nuevos conceptos que no se te ocurrieron en el paso anterior. Puedes eliminar los repetidos o reformular los imprecisos.


5. Mapa conceptual preliminar

Comienza a unir los conceptos del paso anterior y a descubrir relaciones entre ellos. Puedes utilizar herramientas informáticas (serán tratadas en una próxima entrada) o post-its de colores. Ahora es momento de refinar la clasificación jerárquica de los conceptos y de eliminar aquellos que se consideran secundarios o irrelevantes para la presentación en concreto.


6. Proceso iterativo

Una vez construido el primer mapa, revísalo. Reordena los conceptos, tanto a nivel jerárquico como de relaciones. Considera si están incluidos todos los conceptos relevantes. En función del tiempo asignado, considera si los conceptos menos relevantes tienen cabida. ¿Se ha colado algún concepto irrelevante o que no guarde relación clara con el resto? ¿Falta algún concepto capital?


7. Reposicionamiento y refinamiento del mapa conceptual

Crea el mapa final y realiza los últimos ajustes. El mensaje fundamental de la presentación debería ser fácilmente comprensible: el mapa debería poder comunicarlo con claridad a la audiencia, evitando información irrelevante o detalles secundarios que distraen y a menudo oscurecen el mensaje principal.